No necesitamos hacernos vegetarianos, pero sí podemos dejar de comer carne, pollo, pescados y mariscos. De esa forma le haremos un favor inmenso al medio ambiente, al reino animal, y a nuestro bienestar personal (ni hablar del bolsillo!).

Comencé este blog con la idea de compartir con ustedes todo lo que aprendí en muchos años de vegetarianismo, y presentarles todos los beneficios que este hermoso estilo de vida nos regala, con un énfasis en recetas apetitosas y sus beneficios para la salud.

Shamana.

arroz ancestral

este arroz "Zorai" es una combinación del clásico risotto italiano con el arroz a la valenciana. Es simplemente delicioso y además una comida completa que se puede degustar sin el cargo de conciencia de haberle sacado las patitas a nadie.

1 taza de arroz blanco grano corto (importante! si se usa el Basmati, Yamani, o grano largo no sale)
3/4 taza de caldo de verduras o agua (por favor no usar "calditos" lean los ingredientes, están llenos de cosas que deberían estar en la basura).

rehogar: 1 ají verde o rojo picado en un poquito de aceite de oliva (que no se queme), esperar a que suelte su juguito y agregar
1 cebolla picada.
condimentar con sal, pimienta blanca y curcuma (desinflamatorio, muy bueno para ustedes que están bastante inflamados).
cuando se ablande la cebolla echar el arroz seco (sin lavar) y rehogarlo también hasta que se ponga más blanco
echar el agua hirviendo con 1 hoja de laurel, bajar el fuego al mínimo y tapar lo más herméticamente posible.
A los 20 minutos fijarse si ya se evaporó toda el agua y se formaron unos agujeritos. Entonces ya está. Por favor nunca revuelvan el arroz (creo que no hace falta decirlo).

Versión Adita: lavar bien 2 alcahuciles chicos, sacarles los troncos, las puntas y cortarlos en cuatro longitudinalmente, ponerlos en la olla arriba del arroz justo antes de echar el agua, que para esta versión deberá ser 2 tazas enteras.

Versión Moni: antes de echar el agua cubrir el arroz con zucchinis en rodajas, broccoli o rapini, o con lo que haya que cocinar antes de que se ponga feo. también usar 2 tazas de agua en este caso.

Nota: se puede poner queso rallado al servir pero esto lo descalifica completamente para ser arroz a la española y pasa a ser un simple risotto. Yo nunca le pongo queso al arroz, pero hoy en día se ve todo tipo de globalizaciones. Algunos desatinados, por ejemplo, le ponen salsa de soja a los fideos. A eso me refiero.


2 comentarios:

Adrian Dorado dijo...

Probaré las tres versiones dado que tienen, ya me lo huelo, un tufillo que me enamora, no sé porque me siento cerca de este tipo de cocción, desde luego el de los alcauciles ayudará a la buena función hepática.
Debo contarle, mi maestra cocinera, que en pleno verano y en oportunidad de pasar, como huésped, por casa durante dos meses un monje budista japonés preparaba unos tallarines que los comíamos frios (usaba hielo) a los que bañaba, cada porción enroscada en los palitos daba para un bocado que sumergía en una típica salsita de soja con jengibre muy a la usanza del sushi. Aprendí a comerlos de esa manera en verano y debo decir que me encantan. También los agrego frios a las ensaladas pero no ya tallarines... sinó... aquellos mas... guiseros por llamarlos de alguna manera. Siento que las harinas con los vegetales andan a las mil maravillas. Me equivoco? Aquí la que sabe es ud.por eso pregunto.
Le mando muchas gracias por la instruccción tan precisa y mis saludos en formas de besos.

SHAMANA dijo...

querido lector: sería usted tan amable de darme esa receta de los tallarines helados (soba noodles), me interesó mucho.